¿Por qué se llaman papas a la francesa?


Canasta de papas fritas

Las papas a la francesa, o papas fritas, son una de las guarniciones más populares del mundo. Se acompañan perfecto con salsas, mayonesa, ketchup y más aderezos. Sin embargo, no tienen conexión francesa; se originaron en Bélgica.

Comúnmente se sirven como guarnición común para hamburguesas, pollo frito, carne a la parrilla y también pescado frito. Es una de las guarniciones favoritas del mundo, así que,  también tienen variantes culturales.

En Bélgica, las papas a la francesa suelen comerse con mejillones cocidos o con un huevo frito encima. El Reino Unido es famoso por su fish & chips. En el Medio Oriente son un refrigerio saludable con pan de pita y otros rellenos (shawarmas). La poutine, un plato canadiense famoso, incluye frituras y queso cuajado cubierto con una salsa marrón.

En este blog vas a aclarar por qué las papas a la francesa recibieron ese nombre. Y, solo porque son deliciosas, deberías tomar tu teléfono y buscar hamburguesas a domicilio y acompañarlas con tus papas fritas favoritas como las curly o las clásicas.

La historia del origen de las papas a la francesa

A pesar de su nombre y popularidad, las papas fritas no son francesas. Los orígenes se pueden encontrar en Bélgica. Los historiadores afirman que datan a fines del siglo XVII.

Según la tradición belga, los aldeanos que vivían en el valle del Mosa a menudo comían pequeños pescados fritos del río. Durante el invierno, cuando el río se congelaba, la pesca era una tarea imposible y obligaba a los aldeanos a buscar otras fuentes de alimentos.

Fue entonces cuando los aldeanos recurrieron a las papas. La labor fue la misma, cortarlas y freírlas de igual forma que el pescado. Los soldados americanos conocieron este platillo por primera vez mientras estaban en Bélgica durante la Primera Guerra Mundial.

Papas fritas

La conexión americana de las papas a la francesa

Según un manuscrito de principios del siglo XIX escrito por Thomas Jefferson, habla de un plato llamado ‘Pommes de terre frites en petites tranches’ (papas fritas crudas, en rodajas pequeñas). Algunos historiadores afirman que esta receta proviene del chef francés Honoré Julien. En la década de 1850, esta receta ganó tanta popularidad que se convirtió en un pilar en varios libros de cocina estadounidenses como “Papas fritas a la francesa”.

Datos interesantes 

  • ¿Sabías que Bélgica también alberga el Museo de las Papas Fritas? La sabrosa merienda también tiene un día asignado. 
  • El Día Nacional de las Papas Fritas se celebra en Estados Unidos. el 13 de julio de cada año.
  • En 2014, Bélgica buscó otorgar a la botana un estatus de patrimonio cultural.
  • Según un informe, esta botana se vende tradicionalmente en un cono de papel “fritkot”, generalmente en un remolque. Hay unos 5000 de estos en Bélgica, lo que los hace 10 veces más comunes, per cápita, que los restaurantes McDonald’s en los Estados Unidos.

Aunque las papas son una verdura versátil, el descubrimiento belga/francés sigue siendo un placer pecaminoso que estaremos listos para comer, ¡sin contar esas calorías!

Te recomendamos leer: Pollo entero al horno holandés con mantequilla de miso