Consejos para las mejores papas fritas caseras


Papas fritas caseras

Si buscas comida reconfortante, no hay nada como una pila de papas fritas calientes. También es un proyecto de cocina más fácil de lo que parece y satisfactorio. En el mejor de los casos, debes lograr que te queden: saladitas, crujientes, ligeras y no grasosas.

Una vez que hayas revisado estos consejos para lograr las papas fritas perfectas, podrás ponerlos en acción para intentar hacer tu propia botana. Sin embargo, recuerda que cuando pides hamburguesas a domicilio tu orden vendrá acompañada de papas fritas cocinadas a la perfección. Justo como te gustan.

La anatomía de las papas fritas perfectas

El exterior debe ser muy crujiente, pero no duro

Para lograr esta textura crujiente, la estructura de la papita debe estar cubierta de microburbujas. Esas burbujas hacen que aumente el área de superficie de las papitas, haciéndolas más crujientes. La capa solo debe ser tan gruesa para que quede crujiente. 

El interior de las papas fritas debe estar, esponjoso y sabroso

Las papas fritas con un interior “hueco” o pastoso no es lo ideal. El truco aquí va a ser que intentes hacer los cortes lo más rectos posible. Además, debes permitir que se frían correctamente dentro del aceite.

Papas fritas caseras sazonadas

Las papas fritas deben tener un color dorado claro y uniforme

Si están demasiado oscuras o con manchas tienen un desagradable sabor a quemado que distrae la atención de la papa. Doradas claras pero perfectamente crujientes es el término ideal.

Crujientes y sabrosas durante un tiempo

Cuando salen directamente de la freidora casi siempre quedan perfectamente crujientes. La verdadera prueba de una gran papa frita es si permanece o no crujiente y comestible unos minutos más tarde después de haber estado en la freidora. 

Entonces, ¿cómo hace uno para lograr estos objetivos? El método tradicional de doble freída (una vez a baja temperatura, luego otra vez a alta temperatura) funciona. Pero está lejos de ser infalible y no cumple con todos los requisitos para una papa frita perfecta.

Por un lado, las papas a la francesa inevitablemente salen demasiado doradas, a veces de forma masiva. Por otro lado, pierden su crujido a los pocos minutos de salir de la freidora. Claramente, el método necesita una revisión. Lograr las papas fritas perfectas ha sido un investigación que grandes cadenas de restaurantes se han encargado de indagar por años.