Acompaña tu pasta con vino


Spaghetti con vino tinto

No hay nada mejor que un delicioso plato de pasta con una buena copa de vino. Para mejorar la experiencia, debes disfrutar con un vino que complemente el sabor de la salsa. 

Entre la salsa a base de tomate, la salsa blanca espesa y cremosa y el pesto, el vino con el que acompañas tu platillo italiano, será una experiencia completa.

Actualmente, puedes disfrutar de todo el sabor de la comida italiana en la comida de tu casa. La popularidad de las apps de delivery está por todos lados. Wow Plus es una de ellas. En esta app encontrarás una excelente diversidad de restaurantes para disfrutar la mejor comida desde casa. 

Aquí, desglosamos todo lo que necesitas saber sobre el maridaje de vino y pasta.

Plato de pasta de tomate acompañado de una copa de vino

Maridaje de vino con pasta 

Presentamos seis platos de pasta italianos y tipos de vino diferentes. Si bien estas sugerencias resaltan mejor el sabor de cada plato, siéntete libre de experimentar y encontrar el maridaje que más te guste. 

Platos de pasta a base de tomate 

Dado que los platos de pasta con salsa de tomate son ácidos, es mejor acompañar la pasta con un vino tinto de cuerpo medio. Debe coincidir con la acidez de la salsa para que no tenga un sabor insípido. Un ejemplo perfecto sería un cabernet sauvignon o un Zinfandel. 

Platos de pasta a base de queso 

Prácticamente cualquier vino se combina bien con queso, por lo que las posibilidades son infinitas. Sin embargo, los blancos de cuerpo ligero como el Chardonnay resaltaría la cremosidad del queso. Además, los vinos tintos más ligeros como el Pinot Noir combinan bien con pastas con quesos duros como la carbonara.

Platos de pasta con mariscos 

Estamos hablando de platillos con almejas; los vinos blancos de cuerpo medio van bien con este tipo de platos. Para no dominar la frescura y el sabor de los mariscos, normalmente acompaña tu plato con un vino blanco seco y crujiente como el Pinot Grigio. 

Platos de pasta al pesto

El elemento principal de estos platos son las hierbas. Por lo tanto, los vinos secos como Verdicchio, Soave o Gavi complementan la tierra y el “verdor” de la salsa pesto. También puedes optar por un tinto de cuerpo medio como Merlot o Sangiovese.

Platos de pasta de verduras

¿A quién no le gusta un plato de pasta primavera con verduras frescas? Para resaltar la frescura de las verduras y realzar su sabor, elige un vino rosado seco y floral como Soave o Sauvignon Blanc. 

Platos de pasta picante

El vino equivocado combinado con comida picante puede dominar el plato y perder el sabor. Así es, la comida italiana también puede ser picante, con salsas como arrabbiata, Aglio olio e pepperoncino y puttanesca. Las cuales deben combinarse con un vino fresco y picante. Puedes optar por un blanco seco como Reisling o un Zinfandel rojo claro.